Primera guerra mundial

¿Quién inventó el horror?

Fueron dos de los mayores horrores del siglo XX, la Primera Guerra Mundial y el Holocausto. Pero, ¿estaban ambos conectados? En este articulo descubrirá cómo las experiencias de la Primera Guerra Mundial y sus secuelas moldearon profundamente las actitudes y acciones de los líderes y de la gente común durante el Holocausto.

Fechas de la primera guerra mundial

Fecha primera guerra mundial

28 jul 1914 inicio primera guerra mundial, 11 nov 1918 fin primera guerra mundial.

Cuando empezó la Primera Guerra Mundial fue un momento decisivo en la historia del mundo. Las experiencias de la Primera Guerra Mundial y sus secuelas moldearon profundamente las actitudes y acciones de los líderes y de la gente común durante el Holocausto. Durante la Primera Guerra Mundial, Alemania trató de derrotar a sus enemigos en la batalla para ganar el control sobre un mayor territorio. El conflicto terminó para Alemania con un armisticio en 1918, pero no antes de que una generación de jóvenes -incluido Adolf Hitler– quedara expuesto a los horrores de la guerra de trincheras. Su lealtad a la patria se tendría en duda más tarde, ya que sufrieron penurias económicas debido a las reparaciones impuestas por el Tratado de Versalles (1919).

La Primera Guerra Mundial, el primer conflicto librado a escala mundial en el que apareció un total de 16 millones de personas, concretó profundamente las actitudes y acciones de los líderes y de la gente corriente durante el Holocausto. Desde el principio hubo planes de genocidio, pero tardaron en desarrollarse. Tras la firma de un armisticio en 1918, Alemania experimentó la derrota en muchos frentes: la crisis política se convirtió en una guerra civil entre revolucionarios socialistas y conservadores reaccionarios; Rusia se apartó de la Primera Guerra Mundial y Finlandia se independizó de Rusia; una pandemia de gripe mató a millones de personas en todo el mundo; las revoluciones comunistas estallaron en Europa central; Japón invadió el norte de China; Gran Bretaña gobernó Egipto tras derrotar a los turcos otomanos en la batalla de Megido; el rey griego derrocó a su gobierno y Francia ocupó Siria en 1920.

 

Causas de la primera guerra mundial

La Primera Guerra Mundial marcó el final de un largo y esperanzador período de la historia europea que comenzó con la Revolución Francesa y continuó con la Revolución Industrial. Pero este período esperanzador terminó con una de las guerras más sangrientas jamás libradas. Después de la Primera Guerra Mundial, la gente era más pesimista sobre sus posibilidades de lograr una vida pacífica y próspera. Se volvieron más temerosos de otra gran guerra y más dispuestos a aceptar las acciones extremas de los líderes como necesarios para mantener la paz.

La Gran Guerra superó todo lo que cualquiera podría haber imaginado. Los horrores de ese conflicto, y el enorme número de muertos, hicieron que muchos en el mundo cuestionaran a Dios. Muchos pensaron que la Primera Guerra Mundial sería el fin de la civilización y de la forma de vida de las personas.

Las causas de la guerra y su naturaleza, curso y resultado no son fáciles de resumir. Hay que tener en cuenta las personalidades de los implicados y sus prejuicios ideológicos, así como las decisiones políticas y militares que tomaron en respuesta a las oportunidades o amenazas percibidas. La discusión sobre la responsabilidad del estallido de la guerra se centra en gran medida en la responsabilidad de las élites imperiales alemanas por orquestar una guerra con Rusia, y especialmente con Serbia; la opinión pública suele culpar al káiser Guillermo II, a sus generales y a otras fuerzas conservadoras dentro de Alemania por iniciar imprudentemente una guerra que nadie quería pero que casi nadie detuvo.

 

Muertos en la primera guerra mundial

Desde que se construyó el armisticio hasta que la paz entró oficialmente en vigor, fallecieron miles de militares más en el campo de batalla. El armisticio se inauguró el 11 de noviembre de 1918 y no entró en vigor hasta el 28 de junio de 1919, cuando todas las partes lo ratificaron. Durante este tiempo, más de 7 millones de soldados murieron o resultaron heridos en todo el mundo.

El final de la Primera Guerra Mundial abrió en vigor con la firma del armisticio el 11 de noviembre de 1918. Sin embargo, muchos más militares murieron después en el campo de batalla al seguir luchando por disputas territoriales y odios enconados en lo que se llamó «Guerras menores«.

El tratado de paz que puso fin a la Primera Guerra Mundial se activó 11 días después del armisticio, pero pasó 11 meses más antes de que cesaran todos los combates. Durante este tiempo, millares de militares acabaron perdiendo sus vidas en el campo de batalla o en el mar como consecuencia directa de las heridas infligidas durante la guerra.

Miles de personas perdieron la vida en ambos bandos tras la Primera Guerra Mundial. Las causas conocidas de muerte incluyen las heridas de combate y las dificultades sufridas mientras eran prisioneros de guerra, así como las enfermedades y el hambre. Aunque la paz entró en vigor cuando se operó el Tratado de Versalles el 28 de junio de 1919, no fue hasta enero de 1920 cuando fallecieron las últimas víctimas. Aunque se carece de información oficial, algunas estimaciones afirman que entre 3 y 13 millones de personas perdieron la vida a causa de la guerra entre 1914 y 1918.

Los cálculos más pesimistas rondan aproximadamente los 31 millones de muertos primera guerra mundial en los cuatro años que duró la gran guerra, una cifra escalofriante que siguió creciendo hasta que entró en vigor la paz a las 11.00 horas del 11 de noviembre de 1918.

 

Consecuencias de la primera guerra mundial

La Primera Guerra Mundial es considerada por muchos historiadores como la «catástrofe original» del siglo XX. Tuvo un enorme efecto en todos los países de Europa, así como en lugares como África y Asia, donde se conoció como «La Gran Guerra«.

La Primera Guerra Mundial fue una guerra como ninguna otra. Fue una catástrofe que sacudió los cimientos de la civilización: una guerra mundial librada a una escalada sin precedentes, con una ferocidad y una destrucción sin parangón. De 1914 a 1918, más de 9 millones de soldados perecieron en los campos de batalla, y un número aún mayor de civiles murió a causa de la violencia, las enfermedades, el hambre y la exposición. Las repercusiones de este convulso acontecimiento se dejaron sentir en todo el mundo: en naciones cuya propia existencia se había puesto en tela de juicio; en imperios que se derrumbaron de la noche a la mañana; en grandes ciudades posiblemente destruidas por los bombardeos; en naciones creadas a partir del caos y la confusión que siguió.

La Primera Guerra Mundial causando muerte, destrucción y desesperación, ya que millones de personas resultaron heridas y muertas.

Las consecuencias de la Primera Guerra Mundial siguen resonando en todo el mundo. Se han producido importantes cambios políticos, económicos y sociales como resultado de este conflicto. Esta lección te ayudará a comprender algunos de los cambios más importantes que se producirán como consecuencia de la Primera Guerra Mundial.

La Gran Guerra, como fue conocida por los soldados, cambió la vida en todo el mundo. La guerra puso en peligro a Europa ya sus imperios coloniales. En el continente, se destruyeron reconstrucciones económicas que habían requerido generaciones de lucha y determinación para lograr. Las potencias emergentes de la Unión Soviética y el Imperio Otomano forjaron sus subsiguientes relaciones con Occidente durante esta época.

La Primera Guerra Mundial fue descrita por sus contemporáneos como una catástrofe. Lo mismo sucedió con la cultura y las instituciones europeas, que quedaron destrozadas por su arrepentimiento final. En términos numéricos, unos 37 millones de personas fallecidas y 20 millones de mujeres quedaron huérfanas; la libra se devaluó un 45%; la tasa de mortalidad en la Unión Británica fue la más alta de todos los países implicados, con un 22,3% (156.000); otros países se vieron afectados de forma similar: Francia (16%) o Alemania (15%).

 

Bandos primera guerra mundial

La Primera Guerra Mundial bandos, las Potencias de la Entente estaban compuestas por Gran Bretaña, Francia, Serbia y la Rusia Imperial (a las que más tarde se unieron Italia, Grecia, Portugal, Rumania y Estados Unidos) lucharon contra las Potencias Centrales que estaban compuestas por Alemania y Austria-Hungría (a las que más tarde se incorporaron la Turquía.

¿Cuándo fue la primera guerra mundial?

 

Trincheras primera guerra mundial

La Primera Guerra Mundial atribuye de modelo a muchos ejércitos que, después de quebrar el equilibrio y derrotar al adversario, aprendieron a la fuerza a los estragos que causa una guerra moderna.

El frente occidental durante la Primera Guerra Mundial fue un desastre humanitario. Los dos bandos fueron prisioneros de los sistemas políticos y militares que habían creado. Los soldados llevaban el uniforme de su país, pero eran voluntarios y ejecutaban órdenes sin ofrecer ninguna objeción. Conforme avanzaba el conflicto y se imponía la violencia, las pérdidas humanas eran terribles tanto para los aliados como para los alemanes. La inutilidad del comportamiento supuestamente normativo de los oficiales se convirtió en un problema para ambos bandos en Rusia. Y la violencia no residía sólo en la lucha física entre combatientes sino que también se propagaba por las trincheras con las disputas por el botín.

En una lucha que se prolongó por cinco años, los ciudadanos de las principales potencias europeas se vieron arrastrados a un conflicto total que se convirtió en la guerra más larga y costosa de la historia humana. Los combates en el frente occidental fueron desastrosos para ambos bandos, pero a largo plazo parecían estar favoreciendo abiertamente al emperador Guillermo II. El general Von Hindenburg y su ayudante, Erich Ludendorff, habían conseguido mantener una raya a los aliados con sus apasionados ataques en Francia. Sin embargo, esta ventaja era muy frágil. Cuando los aliados entraron por fin en Bélgica en agosto de 1914, tuvieron la respuesta deseada: los alemanes atacaron el flanco de este país amenazando con sacar provecho de su dominio del mar Báltico.

Los soldados trabajaron todo el día y la mayor parte de la noche excavando, sin descanso, bajo un fuego de represalia. Estos «túneles» llenos de agujeros eran fácilmente destructibles si se los atacaba con una bomba cayendo desde un avión o desde un barco. La guerra en las trincheras resultó desde la primera batalla del Somme, en julio de 1916, hasta armisticio en noviembre de 1918. Al final del día cuando llegaban a sus campamentos, los soldados se reagrupaban para dormir (comían raramente), reordenar sus posiciones y espere su próxima orden. Debido al frío extremo ya las intensas lluvias que asedian esta región a principios de 1917, las guerras bacteriológicas nunca se habían presentado tan pronto y tan constantemente como en esta.

En 1917, la acción de los fusiles, de las armas pesadas y de la artillería, tanto ofensiva como defensiva, en las líneas al oeste se había desplazado a los paños subterráneos, el tipo de sitio más probable a la guerra de trincheras. Esto estaba muy lejos de ser una nueva situación para los hombres que vivían en ellas. La presencia humana en el territorio excavado por las trincheras se remontaba a finales del siglo XIX y tenía su origen en la necesidad de proteger a las tropas europeas occidentales del fuego directo prolongado del fusil Mitrailleur; sin embargo, esta forma de combate se intensificó durante la Primera Guerra Mundial debido al impacto desmoralizador que tuvieron sobre los soldados.

La primera Guerra Mundial, también conocida como la Gran Guerra o la Guerra de 1914-18, fue un conflicto armado sucedido entre 1914 y 1918. Estalló en Europa con el ataque Alemania a cuatro países neutrales convocados por Francia (Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Rusia) y no convencidos en ningún momento de abandonar sus posiciones. El Frente Occidental se agudizará desde el océano Atlántico hasta los Urales. El Frente oriental se extendía desde el mar Báltico hasta las montañas del Ural. La guerra se libró en los cinco continentes: Europa (con varias fases de combate), África (entre Egipto y Sudán), Asia (entre Turquía y Persia), África del Norte (entre Bélgica e Irlanda) y Oceanía (las Islas Falkland) .

 

¿Quién gano la primera guerra mundial?

Alemania perdió la Primera Guerra Mundial, y en el Tratado de Versalles de 1919, las países vencedores (USA, G. Bretaña, Francia y los otros estados aliados) impusieron a la potencia Alemana disposiciones y penalizaciones para su territorio, milicia y economía.

 

Mapa primera guerra mundial

Primera guerra mundial mapa

 

Curiosidades de la primera guerra mundial:

En 1916 se dieron los primeros pasos para incluir teléfonos en los aviones,  el ruido del fondo era un gran problema, pero este problema fue resuelto gracias a un casco en el que se instalaron auriculares con micrófono que bloquea la mayoría del ruido.

Alexander Fleming fue un joven médico escocés que, tras quedar horrorizado por la gran mortalidad causada por las heridas de metralla infectadas durante la I Guerra Mundial, decidió buscar un nuevo antiséptico.

También te puede interesar:

Deja un comentario