Energía eléctrica

¿Quién inventó la electricidad?

 

América desde su descubrimiento por Cristóbal Colón en el 1492 a dado grandes científicos e inventores.

El inventor «oficial» de la luz eléctrica es el estadounidense Thomas Alva Edison, que el 22 de octubre de 1879 dos años antes del nacimiento de Alexander Fleming consiguió iluminar con electricidad una bombilla incandescente. Sin embargo, como veremos, decir que Edison fue el inventor de la luz es una simplificación excesiva, porque su descubrimiento se basó en el trabajo de otros predecesores, por lo tanto quien inventó la electricidad por primera vez es una buena pregunta que intentaremos resolver.

El inventor de la electricidad es un tema muy interesante, un hecho que no pasa desapercibido para quienes están interesados ​​en saber más sobre el hombre que nos dio la luz. Te contamos cómo era Thomas Alva Edison y qué hizo para hacer posible su invento.

Edison fue el primer científico e inventor famoso del mundo, pionero en el desarrollo de nuevas tecnologías. Desarrolló muchas otras innovaciones tecnológicas y algunos fascinantes «experimentos vitales» en su laboratorio.

 

Distribuidor energía eléctrica

Como se inventó la energía eléctrica

Nadie sabe exactamente quién inventó la electricidad. Los antiguos griegos y chinos conocían la electricidad estática, pero el primer uso documentado de la electricidad no fue hasta el año 600 a C, en China. Ben Franklin sacó las descargas eléctricas de un rayo para matar un pavo en la cena de Acción de Gracias. Edison no fue la primera persona en encender una bombilla incandescente, aunque sí inventó varias de las primeras bombillas.

La electricidad es responsable de tantas cosas en nuestra vida cotidiana que a menudo no le damos suficiente importancia. Pero, ¿qué ha hecho falta para que cosas como las bombillas, las herramientas eléctricas o los iPads sean posibles? La electricidad no fue descubierta por una sola persona en un día, sino a lo largo de varios siglos por muchas personas diferentes, como Benjamin Franklin, Michael Faraday y Thomas Edison. Hoy vamos a contarte la historia de cómo la electricidad pasó a formar parte de nuestra vida cotidiana, quién la inventó y por qué lo hizo.

¿Qué es la energía eléctrica?

La energía eléctrica es una forma de energía generada por la transmisión de cargas negativas (más conocidas como electrones) entre dos puntos. Este contacto genera una corriente eléctrica basada en la transmisión de electrones de un lugar a otro.

Energía eléctrica definición

La energía eléctrica es energía cinética que se ha convertido en forma eléctrica, que se transmite a través de un dispositivo de transmisión, como un cable, hasta su punto de consumo. Esto se hace mediante una corriente eléctrica generada por la transmisión de cargas negativas a través de material conductor por la fuente de energía (un generador), que transmite la electricidad vital.

La energía eléctrica es la capacidad de realizar un trabajo con la ayuda de la electricidad, que es una forma de energía que proviene de los átomos y tiene cargas eléctricas como los electrones. La energía eléctrica que se transmite a través de los cables se convierte en formas térmicas, mecánicas o químicas, que nos dan luz, calor, movimientos mecánicos y reacciones químicas.

Fórmula de la energía eléctrica

La fórmula V*I es la versión más conocida de la potencia eléctrica en ingeniería eléctrica.

La potencia y la energía eléctrica en sentido general puede definirse como la velocidad a la que se transfiere la energía mediante una corriente eléctrica. En un circuito eléctrico, es el producto de la tensión V a través de un aparato y la intensidad de corriente I que lo atraviesa.

La definición de potencia, P, es V * I. Como podemos conectar cualquier dispositivo a un circuito con sólo tres cables (alimentación, tierra y señal), también podemos medir la tensión entre dos puntos cualesquiera de un circuito. Cuando lo hacemos, descubrimos que la tensión en cada punto de un circuito de corriente alterna varía cíclicamente desde la polaridad positiva pasando por el cero hasta la polaridad negativa muchas veces por segundo (a 50 o 60 ciclos por segundo).

La energía eléctrica es una de las magnitudes más básicas de la ingeniería, aunque es fácil pasarla por alto, incluso con todas sus aplicaciones. Por eso, conocer a fondo este tema es crucial si quieres ser un ingeniero de éxito. Unida de energía eléctrica.

 

Energía eléctrica dibujo

Fórmula energía eléctrica

 

En que se mide la energía eléctrica

Para la medición de la energía eléctrica, la medida más eficiente y útil es el kilovatio por hora (kWh), ya que el vatio es una unidad reducida, por lo tanto las mediciones más usadas en la actualidad son el Kilovatio, esta medida tiene una equivalencia de 1000 vatios. Hoy día la fórmula más usada para controlar el consumo en los hogares es el kilovatio hora.

Ejemplos de energía eléctrica

Uno de los grandes cambios de los últimos tiempos lo impuso la energía eléctrica en la forma de concebir las ciudades, que hasta entonces se iluminaban por la noche con lámparas de gas, en el mejor de los casos.

El uso de la electricidad masificó la luz y permitió que nuestras ciudades estén hoy más y mejor iluminadas que nunca y en su día permitió la comunicación vía telégrafo. 

La energía eléctrica es una de las principales fuentes de energía en la sociedad actual, sobre todo porque es segura y fácil de usar. Esta energía se puede convertir en otras formas como el calor o la luz. Algunos ejemplos son: la iluminación urbana, el encendido de los automóviles e incluso la utilizamos para recargar las baterías de nuestros teléfonos móviles.

La energía eléctrica contenida en la batería del coche es convertida en energía mecánica por un motor, que a su vez impulsa las ruedas del vehículo.

La activación de muchos electrodomésticos requiere electricidad. Aparatos como el teléfono, el televisor, la batidora, el ordenador, incluso la red eléctrica puede ser usada para internet, pero todos estos elementos deben estar conectados a la red eléctrica de nuestra ciudad. La electricidad también se encuentra en nuestro propio cuerpo; nuestras neuronas intercambian información a través de ella y los músculos funcionan a base de descargas controladas que activan células elásticas. No es seguro jugar con la electricidad como si fuera una batería, ya que puede provocar la muerte o daños graves.

La energía eléctrica se utiliza sobre todo en la vida cotidiana. El ejemplo más sencillo es encender una luz. La energía eléctrica se convierte en luz gracias a la bombilla, que luego emite una cierta cantidad de energía a través de nuestros ojos, proporcionándonos luz. Los electrodomésticos utilizan la electricidad para funcionar y la mayoría de ellos utilizan ordenadores para operaciones más exigentes, como el control de motores o procesos de información.

La electricidad es una forma de energía habitual en nuestra vida cotidiana: nos permite encender los electrodomésticos, hacer funcionar los ordenadores y los televisores. Pero la electricidad tiene otros usos, como cargar las pilas. El cuerpo humano también necesita una pequeña dosis de electricidad para funcionar correctamente.

La energía eléctrica es el resultado de una carga eléctrica que produce electricidad mediante una transferencia de electrones en un conductor. De este modo, podemos utilizarla para alimentar nuestros electrodomésticos, ordenadores, alumbrado público, etc. Pero, además, tiene importantes funciones dentro de nuestro cuerpo: permite que todos nuestros órganos funcionen correctamente y nos ayuda a movernos.

 

¿Quién inventó la electricidad y como lo hizo?

Entre los ejemplos obvios de energía eléctrica están los rayos que se producen en una tormenta, los desfibriladores de los hospitales e incluso el interruptor de la luz estándar. Aunque estos dispositivos y procesos parecen benignos, hay mucho que aprender sobre la energía y la electricidad.

Un ejemplo común de energía eléctrica es el rayo que se produce durante una tormenta eléctrica. La diferencia extrema de carga eléctrica entre dos cosas, normalmente una nube y el suelo, crea un rayo cuando intentan equilibrarse mutuamente.

Los rayos son un ejemplo impresionante de lo que se puede hacer con la electricidad. Cuando las voraces nubes de vapor de agua contienen cargas eléctricas, se acumulan y se expanden, creando una enorme diferencia de potencial entre la parte superior de la nube y el suelo, tenemos un rayo.
Aunque es fácil pensar en la electricidad como algo que nos aporta aparatos útiles y familiares, como las luces eléctricas y los televisores, la energía eléctrica es realmente una fuerza de la naturaleza. Se puede reconocer en los rayos y las chispas de los aparatos eléctricos. El papel del gobierno, además de proporcionar un entorno seguro para sus ciudadanos, es garantizar que el uso de la electricidad sea seguro para todos.

Las pilas recargables son un buen ejemplo de energía eléctrica. Su composición química les permite almacenar electricidad, y son especialmente útiles cuando se cargan con electricidad, lo que crea una carga iónica que se almacena en la pila. La electrólisis también es un buen ejemplo de energía eléctrica. Este proceso consiste en añadir electricidad a varias sustancias para separarlas en sus partes constituyentes, como gases o elementos.

La energía eléctrica se utiliza de muchas maneras, como la iluminación, la calefacción y la refrigeración. Esta energía eléctrica puede regenerarse de nuevo mediante el mismo proceso que la produjo en primer lugar, utilizando baterías recargables. Algunos ejemplos son la batería que alimenta un coche y los paneles solares que pueden proporcionar energía a lugares remotos.

La energía eléctrica es una forma de describir la energía que puede convertirse en potencia, o tensión. La energía eléctrica puede medirse y calcularse mediante diversos métodos, desde las pilas hasta la electrólisis del agua. Cuando quieras saber cuánta electricidad utiliza un enchufe, por ejemplo, puedes medirla con un amperímetro.

Calefacción eléctrica. A través de un sistema de resistencias, por las que fluyen los electrones, generando así una parte de energía calorífica, estos aparatos sirven para contrarrestar el frío sin necesidad de consumir materia (no hay combustión) ni generar subproductos tóxicos. Por supuesto, la cantidad de energía eléctrica consumida es bastante elevada en comparación

La calefacción eléctrica es un sistema de resistencias por el que fluyen los electrones, generando así una cuota de energía calorífica. Estos dispositivos sirven para contrarrestar el frío sin necesidad de consumir materia (no hay combustión) ni generar subproductos tóxicos. Por supuesto, la cantidad de energía eléctrica consumida es bastante elevada en comparación.

La calefacción eléctrica, ya sea de zócalo o central, es una de las formas más comunes de contrarrestar el frío en muchos hogares. Pero lo que es aún más común que la calefacción eléctrica son todas las centrales eléctricas que generan electricidad para estas residencias. Ya sean molinos de viento o centrales hidroeléctricas, hay cientos y cientos de ellas en funcionamiento en todo momento… en todo el mundo. Una de estas centrales fue la de Chernóbil, donde un accidente provocó la contaminación y los esfuerzos de evacuación masiva en 1986.

La energía eléctrica de una forma dada está determinada por el número de electrones por unidad de tiempo que pasan por su circuito. Como los electrones están cargados negativamente y se mueven a lo largo del anillo de izquierda a derecha bajo la influencia de la tensión, entonces durante los breves intervalos en los que no llevan corriente eléctrica, deben estar regresando de derecha a izquierda; pero como las corrientes (positivas) van en ambas direcciones a la vez, tenemos un movimiento total de corriente de izquierda a derecha. Por lo tanto, si quitamos todas aquellas cantidades que son negativas (todas las demás partes de la materia que no sean electrones), nos quedaremos con una sola cantidad: «Energía eléctrica».

¿Quién inventó la electricidad alteerna?

Medidor de energía eléctrica

El medidor más común para el consumo energético es un pequeño motor de inducción utilizado con corriente alterna. Los medidores clásicos disponían de dos electro magnetos y un disco de metal que gira entre ellos. El tipo más común de medidor de energía eléctrica es un motor muy básico de inducción que se utiliza con la corriente alterna. Al menos los medidores “clásicos” tenían dos electro magnetos y un disco de metal que podía girar entre ellos. Conforme el disco giraba, los engranajes lo hacían y los números avanzaban.

Existe una amplia variedad de medidores: Contadores de energía eléctrica

Medidores de enchufe

Este dispositivo cuenta con varias características de medición como pueden ser, el factor de potencia, la intensidad, la tensión, potencia, energía activa y reactiva consumida por el aparato conectado.

Medidores con monitor

Este medidor arroja una amplia gama de datos los cuales son volcados al pc mediante un módulo de internet descargable, dispone de un monitor donde ver el consumo al instante.

Medidores con transferencia directa de datos a la plataforma

Este dispositivo permite enviar los datos directamente a internet, y son almacenados en la plataforma correspondiente y allí podremos visualizarlos desde nuestro smartphone, table o pc.

Generación de energía eléctrica

¿Te preguntas de dónde viene la electricidad que alimenta tu casa? ¿Se pregunta cómo obtener una factura de la luz, pero no está seguro de cuánta electricidad consume? Este curso responderá a ambas preguntas explicando las fuentes de energía utilizadas para producir electricidad y cómo llega a su casa.

Producción de energía eléctrica

La generación de energía eléctrica se crea transformando fuentes de energía como la energía eléctrica solar, la eólica y la nuclear en electricidad, estas son las formas de generar energía eléctrica. A continuación, la electricidad se transporta a través de líneas de transmisión a los hogares, empresas y otros clientes.

Tipos de energía eléctrica

En términos más sencillos, la energía electromagnética que consumimos se transmite desde una central eléctrica (donde se genera) hasta un enchufe o toma de corriente instalada en nuestros hogares. Una vez que llegamos al punto final de la línea de transmisión, fluye a través de alambres o cables metálicos, que actúan como un medio para este tipo de energía.

La energía eléctrica es una forma de energía que puede convertirse en otras formas de energía, como la luz o el calor. Cuando la corriente pasa por un material conductor, como el metal, produce un campo eléctrico que crea una fuerza sobre los electrones libres y los hace fluir.

La energía eléctrica, o la energía eléctrica, es una de las formas más comunes de energía que transforma la energía química, mecánica y térmica que existe en los recursos naturales en otras formas de energía, como la luz y el calor.

La energía eléctrica se genera a partir de fuentes como el agua, la energía solar, el carbón y el viento. Algunas formas de energía eléctrica se convierten en otras, como el calor y la luz. Por ejemplo, los astrónomos utilizan las ondas de radio para detectar el movimiento de las estrellas porque las ondas de radio se ven afectadas por cualquier objeto que se mueva en el espacio.

Red de distribución de energía eléctrica

Las líneas de media tensión transportan energía de entre 15 kV y 30 kV. Según su ubicación, pueden ser aéreas o subterráneas. Estas líneas conectan las subestaciones con los transformadores de distribución que reducen la tensión a niveles más bajos antes de que llegue a los hogares, negocios y fábricas de los clientes.

Las líneas de media tensión son las que se utilizan para distribuir la energía desde las subestaciones eléctricas hasta los centros de transformación. Según su ubicación, pueden ser aéreas o subterráneas. Cuanto mayor sea el nivel de tensión de una línea, más energía podrá transportar a mayores distancias.

Las líneas de media tensión son las líneas de transmisión que se sitúan en el aire o en el subsuelo, según su porte. Transportan energía entre 15 kV y 30 kV, lo que les permite tener una mayor capacidad. La gran distancia entre estas líneas permite prestar un servicio de mayor calidad a bajo coste.

Las grandes aplicaciones que se pudieron aplicar, la electricidad se convirtió en motor fundamental de la Segunda Revolución Industrial.

Acumulador de energía

¿Quién inventó la electricidad estática?

El acumulador de energía, prácticamente es un dispositivo para almacenamiento de energía, el cual admite energía, la acumula y la entrega al dispositivo en cuestión que la necesite. Los acumuladores admiten energía de baja velocidad con un intervalo de tiempo largo, esto proporciona una entrega de energía rápida en un tiempo reducido.

Anécdotas históricas donde la electricidad es o hubiera sido protagonista:

  • Fallos eléctricos hacen perder al Telescopio Hubble una de las cámaras y sistema principal de alimentación.

En el invierno de 1918, en plena primera guerra mundial el Doctor Kurt Huldschinsky, notó que sus pacientes sufrían de raquitismo estaban muy pálidos. Llevó a cabo una investigación aplicando luz ultravioleta con lámparas de cuarzo y mercurio alimentadas con luz eléctrica.

También te puede interesar:

Deja un comentario